¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Gatito

Ir abajo

Gatito Empty Gatito

Mensaje por Shalazar Lun Oct 04, 2010 2:08 am

Gatito vivía en una casa pequeña, con Mamá Gato y Papá Gato. Papá Gato trabajaba muy duro y llegaba muy tarde a casa. Tan, tan tarde que Gatito normalmente ya estaba en la cama. Siempre que ocurría, Papá Gato dormía mucho y, Mamá Gato, se solía entristecer. Gatito sabía que era porque a Mamá Gato no le gustaba que Papá Gato se quedara hasta la madrugada trabajando. Gatito se ponía entonces muy, muy triste y solía encerrarse en su cuarto. Se sentaba en una esquina y dejaba pasar las horas. Papá Gato tampoco estaba de buen humor ese día, parecía que iba a bufar en cualquier momento, con su larga cola erizada. Si alguien le hablaba solía enseñar los colmillos y giraba la cabeza. A Gatito le daba miedo salir de su cuarto cuando estaba así.

A Gatito tampoco le iba bien en la escuela: los deberes le resultaban difíciles y aburridos, por lo que no los solía hacer. Los profesores creían que Gatito era un poco tonto porque siempre estaba callado, incluso cuando le hablaban directamente, así que no se preocuparon en llamar la atención de Papá Gato y Mamá Gato. A sus compañeros de escuela les pasaba lo mismo, y se reían de Gatito y no jugaban con él. En los recreos, Gatito sacaba su bocadillo de atún y se ponía a comerlo sentado sólo en un banco.

Cada día que pasaba, Gatito estaba más y más triste: Mamá Gato lloraba, Papá Gato bufaba, los profesores le llamaban tonto y sus compañeros le ignoraban. Pero Gatito no sabía por qué le trataban así: él nunca había hecho daño a nadie. Y eso hacía que se sintiera más y más triste, ¿acaso sería porque era un gato? ¿A lo mejor era demasiado feo? ¿O tal vez se había tropezado con alguien sin darse cuenta y todos se había enfadado con él? Fuera lo que fuese, estaba seguro de que era su culpa.

Mamá Gato solía decir que Gatito era un buen niño, pero Gatito no se lo creía: sentía que cada día le pesaba más sobre sus hombros. Y llegó un día en el que, aunque tenía mucha pena de que Mamá Gato se quedara llorando sola porque Papá Gato había llegado tarde, no quería tener que vivir un día más en su mundo.

Y Mamá Gato volvió a llorar, esta vez más fuerte que nunca.
Shalazar
Shalazar
Colaborador

Mensajes : 4330
Reputación : 151
Gustos : ¡Rolf! Comics, softcombat, excel...

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.