¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Pentakron: Prólogo

+3
Lúar
-----
Ietsu
7 participantes

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Pentakron: Prólogo

Mensaje por Ietsu Jue Nov 24, 2011 11:59 pm

Recuerdo del primer mensaje :

¿Os acordáis de Pentakron? ¿Sí? ¿No? Seguramente no, viles perras. Y sería completamente normal, dadas las circunstancias. Os lo refresco: fue ese proyecto que yo tenía hace un tiempo para hacer un cómic (con un guión ya pensado desde hace tiempo), pero que no salió por la eterna falta de dibujante.

Bien, pues hace relativamente poco (un par de meses) me propuse comenzar a escribirlo en el formato original en el que iba a salir en un principio: en formato novela. Empezó como un hobby, pero he llegado a un punto en el que me apetece probar suerte y mandarlo a una editorial cuando lo acabe.

Aquí os dejo el prólogo. Algunos de vosotros ya lo habéis leído (Hamaldragon, Lanxys y Yume, mis queridos y amados correctores) y otros lo habéis olido un poco por encima. Si sois personas de confianza no tengo problema en que me pidáis el resto por MP y yo os lo pasaré gustoso para que deis vuestra opinión.

Que lo disfrutéis. ¡No os cortéis en criticar (constructivamente) todo lo que queráis!


Derkas dejó volar sus pensamientos mientras recorría el largo pasillo de piedra hasta la improvisada sala de reuniones bajo tierra. Su larga túnica iba arrastrando el polvo del suelo a su paso, pero su mente turbada no pareció percatarse de ello.

- Es lo correcto - mascullaba el joven acólito, ensimismado.- Estamos haciendo lo que teníamos que haber hecho hace mucho tiempo –. Y sin embargo, algo seguía resistiéndose a aquel pensamiento. Era la sensación de estar cometiendo un grave e inmenso error que toda la humanidad pagaría tarde o temprano. Pero era eso o esperar a lo inevitable. Y era evidente que, de seguir la situación así, la vida en ese planeta no duraría mucho tiempo.

Hace poco más de una década, por algún extraño motivo, se había abierto una brecha entre su mundo y el recién descubierto, que según las escrituras se llamaba “Pangea”. El Consejo había aprobado una investigación de este otro mundo con el objetivo de “ampliar conocimientos y explorar nuevos horizontes”. Sin embargo, dicho propósito quedó completamente desvirtuado cuando los llamados “Exploradores del Nuevo Mundo” quedaron eclipsados por la belleza de este y decidieron formar allí una nueva vida. A priori, no hubiera sido un mayor problema si no hubiera sido por la Plaga.

Cuando todo parecía indicar una edad dorada de cooperación e intercambio de saberes entre ambos mundos, de un día para otro estalló una enfermedad en Pangea que comenzó a atacar a todos los pueblos y sectores de la población por igual. Así como se desconocía el origen, tampoco se tenía conocimiento de la cura, y miles de seres vivos comenzaron a perecer de forma indiscriminada.

Derkas lo había visto. Había visto a las plantas marchitarse, a los animales pudrirse, y a los seres humanos ponerse de color gris mortecino, a caérsele la piel y a acabar muriendo por falta de oxígeno, por no poder ingerir alimentos y por muchas otras cosas más. Allá donde iba, solo veía dolor y muerte.

Una cosa estaba clara: ninguno de los exploradores parecía ser capaz de contraer la enfermedad, lo cual aumentaba las sospechas del Consejo: era la interacción de los mundos lo que había provocado esta situación. No se sabía a ciencia cierta cómo exactamente, pero sí estaba claro que había que cortar esa situación de raíz.

De repente, Derkas volvió al presente: de forma inconsciente, había llegado al lugar donde se celebraba la reunión. Sostenía la rudimentaria puerta y miraba al frente, intentando analizar la situación.

La sala se encontraba únicamente alumbrada por un par de candiles. Muchos hombres, en su mayoría ancianos, se hallaban dispuestos alrededor de una larga mesa rectangular que ocupaba casi toda la estancia. Cuando Derkas quiso darse cuenta, todas las miradas se posaron en él. Notó, por los gestos hoscos, que su presencia no era bien recibida. Salvo por el hombre que presidía la mesa: su mentor, el sabio Yimeol.

- Oh, Derkas – el anciano intentó esbozar una sonrisa, pero su gesto de preocupación revelaba que en esos momentos incluso la más ligera muestra de alegría estaba prohibida. – Te esperábamos. Por favor, toma asiento. – Derkas se dirigió hacia un asiento libre al fondo de la mesa, casi completamente oscuro. - ¿Pero qué haces? No seas tímido, siéntate aquí, a mi diestra.- Y acompañó sus palabras con unos golpes en la silla que le indicaba.

Mientras el joven Derkas avanzaba por la sala, siguió notando las poco amigables miradas de los demás compañeros del consejo, que le consideraban poco más que un niño. Hizo caso omiso de todos ellos, y se sentó en la silla que su maestro le había señalado.

- No es asunto nuestro – exclamó uno de los hombres, sentado dos asientos a la derecha de Derkas, ignorando su entrada. – Los problemas de los habitantes de un mundo deben resolverlos ellos mismos. No podemos interferir.

- Ya hemos interferido, Backer – continuó otro enfrente de Derkas, mesándose la larga barba. - Nosotros hemos causado esto, nosotros debemos solucionarlo.

- No tienes ninguna prueba de que esto sea culpa nuestra –bufó Backer, y con un gesto airado sacó varios manuscritos y los tiró con violencia sobre la mesa. - ¡Mira! Según los estudios históricos de los exploradores, este planeta ya ha sufrido multitud de pandemias.

- Ninguna de ellas es tan letal como esta – habló otro, casi al fondo de la mesa. – Normalmente dichas enfermedades afectan a un sector de la población en concreto, o a determinadas razas…

- Sin contar con el hecho de que todas tenían un origen más o menos claro, y la mayoría no mataban con tanta rapidez- dijo el que estaba a su izquierda.- Y desde luego, ninguna afectó también a las plantas.

- ¿¡Y qué!? – Backer estaba tan rojo como un tomate de lo airado que se encontraba. - ¡Nosotros no abrimos la brecha! ¡Únicamente investigamos! ¡Eso no pudo causar nada! ¡No es culpa nuestra lo que está pasando!

Derkas no pudo aguantarse más. Dio un puñetazo sobre la mesa.

- ¿¡Es que acaso no te importa ver morir a miles de seres vivos!? – gritó, furioso. - ¿¡Qué clase de investigador eres tú si no te preocupas de preservar la vida de aquellos que te rodean!?

- Derkas, cálmate – habló Yimeol con voz pausada, antes de que Backer pudiera responder. – Todos estamos tan preocupados como tú – dirigió una mirada fugaz a Backer – pero vamos a procurar no perder los papeles.

Se hizo el silencio. Yimeol se levantó de la silla, carraspeó y dijo con voz alta y clara:

- Puede que hayamos causado esto, o puede que no. Pero una cosa es segura: no podemos continuar con la investigación en estas condiciones. Si seguimos así, puede llegar un momento en el que nosotros mismos nos contagiemos, y con nosotros, nuestro propio mundo. – La preocupación se dejó entrever en varios de los rostros de los reunidos. – Lo único que podemos hacer, para asegurarnos de ello, es cerrar la brecha y volver. Si con ello conseguimos detener la Plaga es algo que nunca sabremos, pero al menos habremos hecho lo que creo que la mayoría aquí consideramos correcto. –De nuevo, dirigió una mirada a Backer, que ahora fijaba toda su atención en los manuscritos que había colocado sobre la mesa, mientras murmullaba algo inteligible. - ¿Alguien tiene algo que objetar?

Nadie pareció reaccionar. Nadie salvo Derkas.

- Estoy de acuerdo con usted, maestro – dijo – pero ¿cómo lo vamos a hacer? Quiero decir, desconocemos como se abrió el camino entre ambos mundos…

Yimeol miró a su alumno y sonrió, esta vez con convicción.

- No te preocupes, Derkas. Conozco una manera. Al fin y al cabo, nuestros exploradores han sabido hacer bien su trabajo. – Miró de nuevo a los presentes, y volvió a hablar. – Reunidlos a todos. Regresamos a Oniria.


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Los videojuegos son como las tetas: diseñados para niños, disfrutados por adultos.
Ietsu
Ietsu
Junta Directiva

Mensajes : 4243
Reputación : 448
Gustos : Procrastinar a través del tiempo y del espacio.

Volver arriba Ir abajo


Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Re: Pentakron: Prólogo

Mensaje por Hwesta Sáb Feb 04, 2012 1:42 am

¡Di que sí! Y también exijo firma de autógrafos y entrevista a lo Rainbow Dash (pero sin "escritor fantasma" que Pinkie Pie se nos escapa)
Hwesta
Hwesta
Junta Directiva

Mensajes : 1698
Reputación : 110
Gustos : Manga y Anime recientemente. Videojuegos, escribir, juegos de mesa, y hacer el gamba en general

Volver arriba Ir abajo

Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Re: Pentakron: Prólogo

Mensaje por Ietsu Sáb Feb 04, 2012 3:22 am

No he entendido lo del "escritor fantasma"...xDDDD

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Los videojuegos son como las tetas: diseñados para niños, disfrutados por adultos.
Ietsu
Ietsu
Junta Directiva

Mensajes : 4243
Reputación : 448
Gustos : Procrastinar a través del tiempo y del espacio.

Volver arriba Ir abajo

Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Re: Pentakron: Prólogo

Mensaje por Hwesta Sáb Feb 04, 2012 3:30 am

Recuerda el episodio de Rainbow famosa: pues tú serías Rainbow dando una entrevista con autógrafos y todo y un "escritor fantasma" que escribiera tu biografía xD xD xD (y luego Pinkie se nos escapa; ¡uh! y después vienen las fotos, ¡viva! xD )
Hwesta
Hwesta
Junta Directiva

Mensajes : 1698
Reputación : 110
Gustos : Manga y Anime recientemente. Videojuegos, escribir, juegos de mesa, y hacer el gamba en general

Volver arriba Ir abajo

Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Re: Pentakron: Prólogo

Mensaje por Ietsu Sáb Feb 04, 2012 3:59 am

Pues es que ese capítulo no lo he visto (aún)...xDDDDD

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Los videojuegos son como las tetas: diseñados para niños, disfrutados por adultos.
Ietsu
Ietsu
Junta Directiva

Mensajes : 4243
Reputación : 448
Gustos : Procrastinar a través del tiempo y del espacio.

Volver arriba Ir abajo

Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Re: Pentakron: Prólogo

Mensaje por Hwesta Dom Feb 05, 2012 12:21 am

¡Perdona! O_O y yo destripándotelo... =(
Hwesta
Hwesta
Junta Directiva

Mensajes : 1698
Reputación : 110
Gustos : Manga y Anime recientemente. Videojuegos, escribir, juegos de mesa, y hacer el gamba en general

Volver arriba Ir abajo

Pentakron: Prólogo - Página 2 Empty Re: Pentakron: Prólogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.